Correr nunca fue tan emocionante

Ayer corrí por primera vez los10 km en una carrera masiva por el centro de Palma, la #rexonastreetrun junto a mi amigo Pau Rul·lan y Maikel. Mirando la clasificación he visto que no he sido precisamente la última, pues mi marca fue aproximadamente de 7 minutos por kilómetro. Para mí todo ha sido nuevo, ver esa cantidad de gente corriendo, las calles de Palma cortadas, los que animaban… yo lo cuento así,  pero habrá gente que me dirá que no descubro nada nuevo. Pues para mí ha sido muy divertido y motivador. Lástima llegar a meta y que te digan que «no hay agua» por «incivismo» de la gente. Vaya uno a saber qué han hecho con ella, pero si te piden 12 euros para correr, supongo que el agua vale menos y tendría que haber para todos. Lo siguiente ha sido lo de las medallas. «No hay para todos porque hubo gente se que cogió dos y no quedó para los que llegaron más tarde», me dijeron desde la organización. En realidad lo de la medalla no es que me quite el sueño, pero quería dársela a mi pequeño Lorenzo de 6 años que tanto me apoya y sabe que cada mañana me voy al gym o a correr por las calles del barrio para estar sana, en forma y conseguir este objetivo. Total, que para ser la primera vez no estuvo mal, ya sé lo que se respira y mi reto será conseguir bajar ese tiempo o lo que me diga mi personal trainer Rubén, y sobre él os paso a contar. Sigue leyendo